Las diez maneras de evitar el fracaso en tu empresa

Publicado:

Actualización:

Si quieres evitar el fracaso en tu negocio, hay algunas cosas que debes hacer. En primer lugar, asegúrate de que tu negocio se basa en una idea sólida. Una vez que tengas una buena idea, asegúrate de ejecutarla bien. También tienes que ser un apasionado de tu producto o servicio, y trabajar duro para mantener contentos a tus clientes. Por último, asegúrate de estar siempre aprendiendo y creciendo, para estar por delante de la competencia.

Si no estás teniendo éxito en tu negocio, es hora de dar un paso atrás y hacerte algunas preguntas importantes. ¿Tienes el equipo adecuado? ¿Estás ejecutando tu estrategia? ¿Estás comercializando tu negocio con eficacia? ¿Puedes ajustar tu enfoque si es necesario? Fracasar en tu negocio no es una opción, así que asegúrate de que haces todo lo posible para tener éxito.

Deja de contratarte a ti mismo

Las diez maneras de evitar el fracaso en tu empresa En primer lugar, deja de contratarte a ti mismo trabajando continuamente «en» tu negocio. No seas un empleado de tu empresa, resérvate la opción de ser el presidente de tu empresa. En segundo lugar, deja de contratarte a ti mismo a través de tus empleados. Los propietarios de empresas tienden a contratar a personas como ellos mismos en lugar de a personas que tienen los puntos fuertes que necesitan para ese puesto. Tienden a perdonar su debilidad en esa área porque tú también la tienes.

He aquí una fórmula para delegar en las personas adecuadas, cuando no tienes que dirigir, supervisar o motivar a tus empleados, estás delegando de verdad. Por ejemplo, uno de mis clientes tuvo que despedir a su gerente. Su gerente estaba a cargo de las operaciones informáticas. Decidió ascender a alguien de la empresa para que ocupara su lugar. Contrató a un consultor informático para que formara al nuevo empleado.

El problema de esto es que la persona a la que estaba formando carecía de conocimientos informáticos. Era una forma muy cara de sustituir a su jefe original. Se dio cuenta de que se había contratado a sí mismo. También carece de conocimientos de informática y tenía demasiada empatía con su nuevo gerente. Recordaba cuando era más joven y quería dar a su nuevo gerente una oportunidad de avanzar.

Esa empatía le estaba costando tiempo, dinero, productividad y las cuantiosas facturas de los asesores informáticos. Le sugerí que contratara a alguien con experiencia informática y que dejara de sufrir. Aceptó y en dos semanas su negocio volvió a estar en marcha. Estaba demasiado cerca de la situación para verlo con claridad.

LEER:   Consejos para tratar con empleados difíciles

Aprende de tu pasado

Al igual que un niño tiene que caerse un par de veces cuando aprende a montar en bicicleta, los empresarios también fracasan cuando aprenden a tener éxito. Aprende del pasado y establece sistemas y estructuras para que lo que haya ocurrido no vuelva a suceder. Resuelve los problemas para toda la vida, no sólo una solución rápida. No dirijas tu negocio como un bombero, hazlo como un arquitecto. Construye un futuro sostenible en lugar de apagar los incendios diarios.

Prepárate a ti mismo y a tu empresa para la máxima productividad

Proporciona a todo el mundo los ordenadores y otras herramientas que necesitan para procesar la información inmediatamente. Automatiza la presentación de informes, el acceso y el flujo de información para que no sea necesaria la ayuda humana.

Prepárate a ti mismo y a tu empresa para la máxima productividad Desarrolla una cultura en la que cualquier bloqueo a la productividad sea eliminado por tu personal en lugar de por ti. Centra a todos en los beneficios y el crecimiento. Haz crecer a tu gente tanto como crece tu empresa. Si tu empresa crece un 50% anualmente, tu personal debe crecer al menos lo mismo. Contrata a la gente basándote más en la actitud y el comportamiento que en la experiencia.

Crea una cultura de contratación interna basada exclusivamente en el rendimiento, no en la antigüedad. Consigue un sitio web. La web está creciendo a pasos agigantados. El gasto que supone el funcionamiento de un negocio hoy en día puede obstaculizar la posibilidad de ofrecer a tus futuros clientes productos y servicios eficientes. Tus futuros clientes no querrán pagar tus gastos generales. La web te ofrece la posibilidad de comercializar tu negocio a millones de personas de todo el mundo.

Ten un plan de rentabilidad y financiero. También un presupuesto y un proceso de medición para saber cómo te va mensualmente. Si no sabes en qué punto te encuentras financieramente y no tienes objetivos financieros a corto y largo plazo, entonces sólo estás dejando que el destino dicte tu éxito y sabemos que esas probabilidades no son demasiado buenas. ¡Controla tu propio destino!

Desarrolla relaciones

El éxito de tu negocio está en relación directa con la calidad de las relaciones en tu vida. Define las personas clave que pueden ayudarte a hacer crecer tu negocio y comprométete a dedicar tiempo a desarrollar tu relación con ellas. Pasa un día a la semana con tus mejores clientes escuchando, colaborando, sugiriendo, comprendiendo. Establece una relación entre tú y tus clientes; no sólo una relación de venta.

LEER:   La importancia de la motivación en el trabajo

Lo que ofrecerás o venderás a los clientes dentro de cinco años puede cambiar en forma o fondo a lo que ofreces ahora. Aprende de tus clientes en lugar de limitarte a venderles. Los clientes aprecian mucho compartir sus opiniones y necesidades con las empresas que les escuchan. Deja que el cliente cree las preguntas de una encuesta en lugar de limitarse a dar sus respuestas. Un coach puede ayudarte a desarrollar un sistema de aprendizaje de sus clientes y a desarrollar relaciones.

Mantén un equilibrio saludable

Tu tiempo libre es el mayor ingrediente para recargar las pilas y pensar con más claridad y crear soluciones para un futuro sólido. Mantén un equilibrio entre el trabajo, el ocio y la familia. Esto es fundamental para el éxito a largo plazo. Todos echamos unas horas locas a corto plazo para terminar un proyecto caliente o sacar el producto por la puerta, pero si lo haces a largo plazo y con regularidad es una señal peligrosa de que estás perdiendo la perspectiva.

Tienes que ser capaz de alejarte regularmente y recargar las pilas. Ten tiempo para tu familia, porque si ellos sufren es casi seguro que tu negocio también lo hará. Planifica tu tiempo libre para los próximos tres meses. Esto suele ser lo primero que la gente elimina. Después de programar tu tiempo libre en tu agenda, saca las tijeras y recorta el tiempo de tu agenda para resistir la tentación de borrar, tachar o blanquear tu tiempo libre programado.

Sé un modelo de excelencia y fomenta lo mismo en tus empleados

Los empresarios quieren hacer crecer su negocio. Para que tu negocio crezca, tú debes crecer personalmente. Tus esfuerzos se emplean mejor en desarrollarte a ti mismo. Si no das lo mejor de ti mismo o dejas que un producto de calidad inferior salga por la puerta de un cliente, estás enviando un mensaje a tus empleados de que no respetas a tus clientes ni tu trabajo. Tus empleados también adoptarán esa opinión.

Da el ejemplo de dar un esfuerzo extra, de arrimar el hombro cuando sea necesario, de preocuparte por la gente, de ser el mejor en tu negocio particular, de continuar tu curva de crecimiento y de cuidar a tus empleados. Fomenta la innovación y la creación. Da a tus empleados una participación en el futuro. Una vez al mes, celebra una reunión en la que los empleados hagan sugerencias sobre cómo mejorar tu producto, servicio, eficiencia o resultados.

Haz que tus empleados participen en el juego de la productividad.

Uno de mis clientes decidió jugar al juego de la productividad con sus empleados. El juego consiste en que los empleados participen en los beneficios del dinero ahorrado en un año. Al cabo de una semana le pidieron que relevara a la empresa de limpieza de sus funciones. Se turnaron para limpiar la oficina en su tiempo para reducir los costes de funcionamiento. Mi cliente estaba encantado. Ofrece recompensas monetarias cuando las ideas produzcan aumentos en el resultado final y un estímulo positivo para el proceso. Crea un ambiente en el que los empleados estén dispuestos a hablar contigo.

LEER:   10 Consejos para superar el perfeccionismo

Las dos mejores fuentes de información sobre cómo va tu empresa y cómo mejorarla son tus empleados y tus clientes. Presta atención a ambos.

No te duermas en los laureles

Estate siempre dispuesto a cambiar. Busca cosas que hacer de forma más eficiente o cómo mejorar tu servicio o producto. Identifica y elimina todas las consecuencias y riesgos posibles. Asegúrate en los puntos más vulnerables de tu negocio. Ocúpate de todas las cuestiones legales. Los errores de juicio y los cambios de tendencia pueden tener un impacto negativo en tu negocio.

Minimiza todos tus riesgos

Un coach te ayudará a identificar todos los acontecimientos, personas, tendencias, etc. que pueden afectar negativamente a tu negocio. ¿Dónde eres más vulnerable en tu negocio? Cuentas por cobrar, empleados, proveedores, etc. Evalúa constantemente a tu competencia y compárate con ella. En el momento en que crees que no necesitas mejorar nada, es el momento exacto en que te estás cegando y puedes verte fácilmente afectado por el crecimiento de tu competencia.

Acaba con la mentalidad del llanero solitario

Un llanero solitario es el empresario que dice cosas como «No, no pasa nada, puedo encargarme yo solo». «Lo haré yo mismo, porque nadie puede hacerlo tan bien como yo». El empresario llanero solitario necesita un entrenador que le ayude a enseñar la habilidad de involucrarse y apoyarse en los demás. Es importante aprender esta habilidad porque la sinergia que surge del trabajo conjunto es lo que acaba siendo una ventaja competitiva clave. Sin ella, tu negocio se ralentizará. Además, es mucho más divertido apoyarse en gente estupenda, que tener que empujar o depender sólo de ti mismo.

Dirige tu negocio con integridad

Se necesita valor y compromiso para vivir según tu verdad interior. Hay un gran honor en vivir con integridad. Es decir tu verdad sin importar las consecuencias. Es ser sincero cuando puede ser peligroso. Es seguir adelante y hacerlo o decirlo aunque sea incómodo. La verdad interior se comunica a través de débiles susurros, pensamientos, imágenes y sentimientos enterrados en tu interior.

No puedes esperar pasivamente tu verdad interior; envíala respetuosamente. Dirígete continuamente hacia tu interior, en silencio, formulando amablemente las preguntas adecuadas para que las señales sutiles se vuelvan más claras. La integridad es algo que sólo tú puedes definir. Nadie puede decir que no eres íntegro,. Cuando te sientas estresado es un indicio real de que necesitas restablecer tu integridad. Con la integridad en su sitio eres completamente libre.

 

Sobre Marcos Perez

¡Hola! Mi nombre es Marcos y soy un apasionado estudioso de la gerencia. Me encanta ayudar a los emprendedores a avanzar, innovar y crecer. En mi página compartiré mis ideas para el desarrollo exitoso de tu negocio: desde consejos sobre cómo mejorar tus procesos hasta apoyarte en la definición de objetivos claros que te permitan alcanzar tu visión. Te invito a unirte al camino del éxito conmigo!

Artículos mas recientes

  • Desarrollo Profesional a través del Aprendizaje Continuo

    Desarrollo Profesional a través del Aprendizaje Continuo

    Soy un ferviente creyente en la magia del aprendizaje continuo y como puede impulsar nuestro desarrollo profesional, ¿y usted? En mi experiencia, este viaje de constante exploración y crecimiento es más que acumular certificados o realizar talleres de vez en cuando. Es una mentalidad que se infiltra en todo lo que hacemos, nos lleva a…

    Leer el Artículo

  • Cómo Planificar tu Desarrollo Profesional

    Cómo Planificar tu Desarrollo Profesional

    ¿Han tenido un momento para sentarse y pensar hacia dónde va su carrera? Si no lo han hecho, no están solos. Mucha gente se encuentra sumergida en la rutina diaria de su trabajo sin tomar un momento para ver a dónde se dirigen exactamente. ¿Sabes qué? No hay mejor momento que ahora para trazar ese…

    Leer el Artículo