La importancia de un contador

Publicado:

Actualización:

Un contador es una parte esencial de cualquier empresa, ya que puede ayudar a controlar las finanzas y asegurarse de que todo funciona correctamente. También pueden asesorar sobre formas de mejorar la eficiencia y la rentabilidad de la empresa. Tener un contador en una empresa puede ayudar a garantizar que todo funcione de forma correcta y eficiente, y también puede ayudar a ahorrar dinero en impuestos.

Un contador es importante en una empresa porque se encarga de hacer un seguimiento de las finanzas y de contabilizar las transacciones. Esto ayuda a garantizar que la empresa funcione correctamente y que todos los datos financieros sean precisos. También es importante tener un contador en una empresa porque puede asesorar sobre cómo mejorar la situación financiera del negocio.

Razones para tener un contador

Hay muchas razones por las que es importante tener un contador en una empresa. Puede proporcionar informes financieros, ayudar en la planificación fiscal y las auditorías, y actuar como intermediario con otros departamentos de la empresa. También pueden ofrecer orientación sobre cómo llevar un negocio rentable.

Asesoramiento y planificación fiscal

Cuando se trata de impuestos, mucha gente piensa que un contador sólo sirve para presentarlos. Pero en realidad, un contador puede prestar toda una serie de servicios, como el asesoramiento y la planificación fiscal. Esto puede ser muy útil para los propietarios de pequeñas empresas o los particulares que tienen una situación fiscal compleja. Trabajando con un contador, puedes asegurarte de que aprovechas todas las exenciones fiscales disponibles y de que pagas la menor cantidad de impuestos posible.

Asesoramiento financiero

Contador ofreciendo Asesoramiento financiero Cuando se trata de planificación y asesoramiento financiero, la mayoría de la gente piensa en abogados o agentes de inversión. Pero ¿sabías que los contadors pueden ofrecerte un valioso asesoramiento en lo que respecta a tu dinero? Así es: los contadors tienen la formación y la experiencia necesarias para ayudarte a tomar decisiones financieras inteligentes que pueden mejorar tu patrimonio general.

Un contador puede ayudarte en todo, desde la elaboración de un presupuesto hasta la comprensión de tus obligaciones fiscales. También pueden asesorarte sobre inversiones, planificación de la jubilación y planificación patrimonial. Y si alguna vez tienes alguna pregunta sobre el dinero, un contador es un gran recurso que puede darte respuestas y orientación.

LEER:   Las Responsabilidades de un Director Financiero (CFO)

Así que si buscas a alguien que te ayude a gestionar tus finanzas, no te olvides de los contadors. Pueden ser la solución perfecta para ti.

Servicios de contabilidad y teneduría de libros

Un contador puede proporcionar una amplia gama de servicios de contabilidad y teneduría de libros para tu negocio. Puede ayudarte a hacer un seguimiento de tus ingresos y gastos, preparar tus impuestos y mantener tus libros al día. Contratar a un contador puede ayudarte a ahorrar tiempo y dinero, y permitirte centrarte en la gestión de tu negocio.

Cumplimiento de la normativas

Un contador puede proporcionar a una organización el conocimiento y la comprensión de complejas normativas para garantizar su cumplimiento. Pueden ayudar a desarrollar y aplicar políticas y procedimientos que cumplan los requisitos de los organismos gubernamentales. Además, proporcionan apoyo y supervisión continuos para garantizar el cumplimiento continuo.

Planificación estratégica

Cuando se trata de negocios, uno de los aspectos más importantes es la planificación estratégica. Esto es lo que ayuda a las empresas a adelantarse a la competencia y a asegurarse de que están en el camino de sus objetivos. Sin embargo, la planificación estratégica puede ser difícil, especialmente para quienes no están familiarizados con ella. Ahí es donde un contador puede resultar útil.

Los contadors tienen los conocimientos y la experiencia necesarios para ayudar a las empresas a crear un plan estratégico de éxito. Pueden aportar una valiosa visión y orientación, y asegurarse de que se tienen en cuenta todos los aspectos del plan. Tener un contador en tu equipo puede ser un gran activo, y puede ayudar a tu empresa a alcanzar nuevas cotas.

¿Necesita tu empresa un contador?

Todo depende. Si necesitas un estado financiero auditado o revisado, entonces sí, necesitas un contador. En cualquier caso, siempre es una buena idea mantener una relación con un contador, por muy pequeña que sea tu empresa. Que tu contador sea un CPA depende de ti. La verdadera pregunta es: ¿hasta qué punto necesitas servicios contadors externos? Eso también depende de ti y de la naturaleza de tu negocio.

¿Necesita tu empresa un contador? Siempre empiezo con la advertencia ¡La responsabilidad es tuya! No puedes permitirte el lujo de desvincularte de la comprensión del significado de tus estados financieros. Si sólo confías en tu personal de contabilidad o en tu contador para obtener datos financieros totalmente precisos, te estás buscando problemas. Si vas a tener o dirigir una empresa, tienes la responsabilidad de aprender a hablar el lenguaje de los negocios. El lenguaje de los negocios es el conocimiento de la contabilidad.

LEER:   NUNCA uses el dinero de la empresa para gastos o caprichos personales

El grado de implicación en el proceso contador vendrá determinado por los horarios, tu predisposición mental, el deseo de control, el flujo de caja, etc. Un escenario, si te lo puedes permitir, es contratar a un personal contador interno para que prepare los estados financieros mensualmente y que un contador externo los revise.

Otro escenario común es preparar parte de la compilación tú mismo, como preparar un diario de ventas y un diario de desembolsos de efectivo, y luego contratar a un contador externo para que prepare una conciliación bancaria y los estados financieros por ti. Algunos lo hacen mensualmente, otros trimestralmente. Algunos empresarios llevan ellos mismos la contabilidad durante todo el año y se la entregan al contador a final de año para que verifique los saldos y haga el asiento de amortización a efectos fiscales.

Hay numerosas formas de trabajar con un contador. En cualquier caso, debes aprender lo suficiente sobre contabilidad para poder comunicarte de forma inteligente con tu contador. Como estás íntimamente involucrado en tu negocio, puedes reconocer señales de peligro que ni siquiera tu contador verá.

Selección de un contador

Confiar en las páginas amarillas para encontrar un contador puede ser arriesgado. La mejor manera de encontrar a cualquier profesional es mediante una recomendación o contactando gremios de contadores como la Asociacion Americana de Contadores. Sin embargo, tienes que entrevistar a los posibles contadors antes de contratarlos.

Una de las primeras prioridades es averiguar cuál es su nivel de experiencia. Tu empresa puede tener problemas contadors y fiscales muy específicos que requieran cierta experiencia. Tal vez tengas un negocio de fabricación. ¿Qué sabe el contador sobre la contabilidad de las materias primas, los trabajos en curso y los productos acabados? ¿Sabe el contador cómo configurar el cálculo del coste del trabajo y las cargas de los gastos generales? Pide referencias de otras empresas similares.

La importancia de un contador Ten en cuenta que puedes acudir a una empresa establecida con buena reputación, pero ¿con quién vas a tener relación? ¿Es tu cuenta lo suficientemente grande como para justificar una relación con un socio? Tienes que sentirte seguro con la persona asignada a tu cuenta. Tal vez una empresa más pequeña con cuatro o cinco contadors que sean todos veteranos podría funcionar mejor.

También querrás a alguien con quien puedas relacionarte. La capacidad de comunicación es un factor crucial. Tu contador puede ser técnicamente competente, pero ¿puedes entender lo que te dice? ¿Escucha cuando le haces preguntas? No tengas miedo de pedir a otra persona si tienes dificultades para comunicarte.

LEER:   Tarjetas de credito para empresas – Como usarlas efectivamente

Otro criterio importante es la «accesibilidad». ¿Está tu contador demasiado ocupado para hablar contigo? ¿Puede responder a tus preguntas en un plazo de tiempo razonable? ¿Te sientes importante para él o ella? Pueden surgir situaciones en las que necesites información inmediatamente para tomar una decisión empresarial o fiscal importante, ¿responderá tu contador rápidamente?

Por último, pero no menos importante, son las prácticas de facturación del contador. Las prácticas de facturación varían de una empresa a otra. Algunas empresas son muy agresivas y presionan mucho al personal y a los socios para que facturen cada minuto que puedan. Algunas empresas exigen un proceso de revisión antes de que cualquier trabajo salga a la luz. Esto significa que cada persona que realiza cualquier trabajo en tu cuenta, incluida la persona que pone el sello en tu sobre, te factura por ello.

Averigua de antemano qué ocurre si llamas a la empresa para hacer una simple pregunta que te lleve menos de cinco minutos responder. ¿Se te factura por cinco minutos o se te factura en incrementos de quince minutos aunque sólo hayas hablado durante cinco? Algunas empresas justifican esta facturación por incrementos explicando que estás pagando por la experiencia del contador, que puede haber tardado años en adquirir, por lo que, dicen, merece la pena.

La importancia de un contador Algunos profesionales de la contabilidad cobran una tarifa fija por los servicios prestados o una combinación de servicios fijos y cargos por hora. Por ejemplo, un contador puede cobrar 200 dólares al mes por preparar un estado financiero mensual, pero cobrar 100 dólares por hora por proyectos especiales. Dentro de la tarifa mensual, el cliente puede llamar para hacer preguntas que duren quince minutos o menos sin cargo adicional.

De este modo, el cliente no tiene reticencias para llamar. Conseguir que se responda a su pregunta puede evitar que pequeños problemas se conviertan después en otros más grandes y costosos.

Muy a menudo, los proyectos tardan más de lo previsto en completarse. Surgen complicaciones y el profesional debe cobrar por su trabajo. Insiste siempre en que, si va a haber cargos adicionales a lo acordado, el contador obtenga primero tu aprobación. Asegúrate de aclarar estos procedimientos antes de contratar a un contador en una «carta de encargo». Se trata de un documento que detalla las responsabilidades de ambas partes y cómo va a funcionar la relación.

Recuerda que no hay ninguna razón para sentirse intimidado por tu contador. Al fin y al cabo, estás pagando por los servicios, y te aseguro que el contador quiere tu negocio.

Sobre Marcos Perez

¡Hola! Mi nombre es Marcos y soy un apasionado estudioso de la gerencia. Me encanta ayudar a los emprendedores a avanzar, innovar y crecer. En mi página compartiré mis ideas para el desarrollo exitoso de tu negocio: desde consejos sobre cómo mejorar tus procesos hasta apoyarte en la definición de objetivos claros que te permitan alcanzar tu visión. Te invito a unirte al camino del éxito conmigo!

Artículos mas recientes

  • Desarrollo Profesional a través del Aprendizaje Continuo

    Desarrollo Profesional a través del Aprendizaje Continuo

    Soy un ferviente creyente en la magia del aprendizaje continuo y como puede impulsar nuestro desarrollo profesional, ¿y usted? En mi experiencia, este viaje de constante exploración y crecimiento es más que acumular certificados o realizar talleres de vez en cuando. Es una mentalidad que se infiltra en todo lo que hacemos, nos lleva a…

    Leer el Artículo

  • Cómo Planificar tu Desarrollo Profesional

    Cómo Planificar tu Desarrollo Profesional

    ¿Han tenido un momento para sentarse y pensar hacia dónde va su carrera? Si no lo han hecho, no están solos. Mucha gente se encuentra sumergida en la rutina diaria de su trabajo sin tomar un momento para ver a dónde se dirigen exactamente. ¿Sabes qué? No hay mejor momento que ahora para trazar ese…

    Leer el Artículo